fbpx
¿Qué es marketing digital?

¿Qué es marketing digital?

En una sociedad donde la persona promedio invierte 10 horas al día conectada a un dispositivo electrónico, resulta casi imposible señalar alguna actividad humana que no se haya transformado con el advenimiento del internet y los efectos del marketing digital.

Desde 2010, la sociedad transitó de sentirse confortable con la tecnología, a depender de ella casi totalmente para realizar cualquiera de sus actividades cotidianas.

Ante esta realidad, el mundo de la publicidad no permaneció impasible y la mercadotecnia digital se puso en boga desde el año 2000, aunque muchos autores coinciden en que sus antecedentes datan de muchas décadas antes.

Los paradigmas cambiaron ante una radical transformación en los hábitos de los usuarios, el marketing tradicional dejó de surtir el efecto que tenía.

Marketing medible

En términos simples, el marketing digital son todas las acciones que se emprenden en línea para capturar la atención del consumidor.

Se refiere a la publicidad que se transmite por medio de canales digitales como motores de búsqueda, sitios web, redes sociales, correos electrónicos y aplicaciones móviles.

El elemento que hace único al marketing digital es su capacidad de medición.

Mientras que en el marketing tradicional resultaba muy complicado contabilizar cuántas personas compraron productos o servicios por medio de una estrategia tal como un anuncio espectacular, ahora se puede determinar con precisión qué tanto éxito tiene cualquier esfuerzo de marketing digital.

Tipos de marketing digital

En esta sección abordaremos, las estrategias de mercadotecnia digital más populares y efectivas. Al mismo tiempo servirá para familiarizarnos con los términos de uso común.

Redes sociales

Un consumidor promedio le dedica dos horas al día a sus redes sociales: Facebook, Linkedin, Instagram, Snapchat, Twitter…

Estas plataformas son una gran vía para promover y hacer negocio con efectividad y existen muchas formas para hacerlo.

Realizar promociones, publicidad por medio de influencers, generar ruido alrededor de tu marca, interactuar directamente con los consumidores, comprar un espacio publicitario en las mismas plataformas, todos son ejemplos de mercadeo a través de redes sociales.

¿Cuál es el costo de esto? A menos de que se contrate un anuncio, la mayoría de las opciones es gratis. Incluso, si la empresa contrata a un experto que se encargue de manejar sus cuentas, el costo resulta sumamente inferior comparativamente al monto invertido en una campaña publicitaria tradicional.

SEO

Significa Search Engine Optimization, cuya traducción más correcta sería optimización de los motores de búsqueda o posicionamiento web.

El objetivo de SEO y sus estrategias asociadas consiste en elevar la clasificación o ranking de tu marca en los resultados que entregan un motor de búsqueda como Google.

Por ejemplo, si tu empresa se dedica a vender dulces tradicionales en Celaya, el objetivo consistirá en que, si un consumidor escribe “mejores dulces tradicionales Celaya”.en Google, tu marca aparezca al principio de la lista.

¿Qué tan bien está posicionada tu marca?, simplemente teclea gratuitamente tu segmento de mercado y descubre cómo y en qué sitio aparece.

Pago por click (PPC)

Es un modelo de publicidad vía Internet donde el anunciante paga por colocar los anuncios de su sitio web en los buscadores o en otras webs. Cada vez que un usuario haga click a ese anuncio, será dirigido al sitio del anunciante.

Estos son los anuncios que se pueden visualizar cada vez que se entregan los resultados de una búsqueda o en los sitios que se visitan comúnmente, posiblemente con una etiqueta (tag) patrocinada.

El contratante únicamente pagará por estos anuncios cuando alguien haga clic en ellos, de ahí viene su nombre.

El costo varía mucho dependiendo del segmento del mercado al que el anunciante pertenezca.

Google Ads (antes conocido como Google Adwords)

Esta herramienta es el servicio de publicidad de Google que te permitirá colocar a tu sitio web entre los resultados que arroje el buscador mediante una inversión económica.

Esta estrategia representa un atajo a que tu sitio web avance orgánicamente hasta escalar un sitio alto en los rankings de búsquedas. Al utilizar una búsqueda pagada se pueden alcanzar resultados en menor tiempo.

Google no es el único buscador que emplea este servicio, Bing también cuenta con su red de publicidad, llamada Bing Network.

¿Cómo funciona Google Ads?

Consiste en seleccionar algunas palabras clave que un usuario comúnmente pudiera emplear en Google y crear un anuncio que aparecerá entre los resultados que arroje.

Por supuesto, que seguramente tu compañía no será la única que utilice esos términos, así que tendrás que pujar contra otros mercadólogos y determinar qué tanto estás dispuesto a invertir en Google Ads cada vez que un usuario haga clic en tu anuncio.

Entre más inviertas por cada clic, mayores serán las posibilidades de que tu anuncio aparezca en la cima de las búsquedas.

Sin embargo, a diferencia de otras subastas, no solo la oferta más alta es el único factor que considera esta herramienta.

Para determinar qué tan arriba aparecerá tu anuncio, incluso si aparecerá del todo, Google le asignará una calificación llamada Ad Rank.

Esta métrica determinará qué tan alto aparecerá tu anuncio.

Otros factores involucrados

Tu oferta representa solo uno de los factores que Ad Rank considera junto a los siguientes:

La calidad de tu anuncio y landing page, así como otros parámetros tales como el tópico y naturaleza de la búsqueda, ubicación y tipo de dispositivo; el contexto de la búsqueda, la extensión del anuncio y formato.

Solo se pagará a Google Ads cada vez que se haga clic a tu anuncio. El monto que estás dispuesto a pagar por cada clic como explicamos anteriormente.

Se puede seleccionar un monto máximo a ofertar con la posibilidad de elegir la opción automática, Google elegirá el monto dentro de tu presupuesto que estadísticamente genere el máximo de clics posibles.

Existe otra opción menos común denominada ‘Costo por impresión’, en la cual el monto pagado al buscador se realizará por cada millar de veces que tu anuncio aparezca entre los resultados arrojados.

El tiempo que le toma a Google Ads para determinar los anunciantes relevantes para adquirir predominancia sobre las palabras claves, decidir si se subastan o no dichas palabras, definir cuál anuncio ofrece la mejor mezcla de calidad y monto de la oferta y finalmente colocar la opción más óptima ante una búsqueda en particular, es el mismo tiempo que invierte un usuario en teclear y obtener una respuesta: 0.26 segundos.

Relaciones Públicas (PR)

Aunque este término no se reduce exclusivamente al mundo del marketing digital, merece la pena observar su relación. El aspecto importante en este rubro es la exposición.

El manejo de la reputación de cualquier negocio también interviene, y su gestión adecuada representa un auténtico reto con tantos sitios de reseñas que coexisten actualmente. Cualquier esfuerzo que se realice para cuidar la reputación de una empresa en línea no solo es encomiable, resulta indispensable.

Content Marketing

El término podría traducirse como mercadotecnia de contenido y utiliza SEO, marketing en redes sociales y relaciones públicas en conjunto con el contenido del sitio web de la empresa.

Cualquier video de YouTube, blog, posteo o un tuit donde aparezca tu sitio web debe incluir contenido que genere interés entre los consumidores.

Existen dos opciones, crear contenido internamente o contratar una empresa experta en generarlos, la segunda tiene las siguientes ventajas:

  • Ayuda a navegar las complejidades de las estrategias de marketing vigentes
  • Generar contenido que coloque a la marca como una autoridad dentro de su sector
  • Desarrollar recursos creativos e interactivos
  • Desarrollo y crecimiento de la marca en redes sociales
  • Desarrollar el concepto de la marca y de su sitio web
  • Investigar y analizar las campañas de compromiso (engagement)
  • Ahorrar tiempo y dinero

Email Marketing

Es una forma de mercadotecnia directa hacia los consumidores de tu negocio.

Su mecanismo es muy simple, consiste en enviar correos electrónicos a un gran número de personas para anunciar una promoción, revisar con ellos las novedades de tu compañía, introducir nuevos productos o cualquier otra forma creativa que incentive a contactar a potenciales consumidores.

El costo es prácticamente nulo.

Marketing viral

Puede convertirse en caso de éxito instantáneo para la compañía que lo emite.

Funciona como todos esos videos extraños, de tendencia o impactantes que recibimos constantemente y que al ser transmitidos alcanzan millones de vistas.

Este astronómico número de vistas indica que “algo” se volvió viral.

La dificultad consiste en incorporar mercadotecnia de tu negocio a una pieza mediática viral.

Tener éxito en este cometido puede traducirse en un exponencial aumento en las ventas.

El costo es muy relativo, existen casos documentados de videos amateurs que han dado la vuelta al mundo o producciones costosas que no alcanzaron relevancia.

Marketing afiliado

Consiste en todo tipo de alianza estratégica con otra marca donde las ganancias obtenidas por este tipo de marketing digital se comparten.

También comprende los acuerdos con un afiliado al que se le pagará una comisión de las ganancias que estos puedan generar.

El riesgo de este tipo de estrategia reside en compartir información sensible de tu negocio con un tercero.

¿Por qué es necesaria una estrategia de marketing digital?

Ninguna área de negocio es ajena al marketing digital.

Bajo el soporte de una estrategia sólidamente planeada y ejecutada, la mercadotecnia digital ayudará a cualquier negocio, independientemente de su tamaño, a crecer y obtener mayores dividendos, sin importar tampoco cuál es el tamaño actual de su presencia digital.

Más que alcanzar una enorme base de seguidores en línea, el marketing digital consiste en entender a tu base de clientes, saber quiénes son realmente.

El objetivo es adentrarse en la cabeza del cliente y si se alcanza este objetivo, la estrategia seguramente alcanzará los objetivos deseados.

Pensar en línea

En una sociedad donde incluso el 9% de los conductores están peligrosamente pegados a sus teléfonos celulares, el ignorar las estrategias de marketing digital resulta prácticamente suicida para una empresa.

Las personas no solo están fuertemente vinculadas a sus dispositivos móviles, la presencia en línea resulta muy importante para ellos.

Las estadísticas muestran que el 61% de los consumidores no retornarán a un sitio web después de una experiencia incluso medianamente insatisfactoria y el 40% de ellos, incluso cambiarán hacia el sitio de la competencia.

Los hechos demuestran que la mayoría de la gente se encuentra en línea y la gran mayoría de ellos están interesados en lo que observan ahí, por eso las estrategias de publicidad en la web resultan indispensables para la supervivencia de cualquier esquema de negocio en la actualidad.

Errores comunes en el marketing digital

Una de las principales lecciones que ofrece el marketing digital consiste en asimilar no solo lo que se debe hacer, sino también las acciones perjudiciales que se deben evitar a toda costa.

Evita errores comunes en la mercadotecnia en línea, a través de las lecciones que arrojan las experiencias negativas que se han suscitado en otras marcas, aquí te presentamos un par de ejemplos:

Falsa confianza

En un mundo ideal, el contenido que generes cobrará mucha relevancia y en consecuencia generará ventas para tu negocio basado exclusivamente en su calidad.

Desafortunadamente, así no funciona el mundo. Si no se toma ventaja de las técnicas apropiadas, tu material no recibirá la exposición que merece.

Avanzar con fuerza, pero demasiado rápido

En vez de apartar el suficiente tiempo para analizar exactamente cuáles son las medidas idóneas para tu negocio, en algunos casos se toma la decisión de atacar todas las opciones de inmediato.

Sin una planeación cuidadosa y adecuada, las estrategias de marketing digital no serán efectivas.

Resulta indispensable tomarse todo el tiempo necesario para diseñar cada estrategia que se elija en forma individual. Intentar todo al mismo tiempo puede encaminarnos hacia las personas equivocadas y alcanzar un resultado que no resulte digno del esfuerzo, tiempo y dinero invertidos.

¿Cómo elaborar un plan?

La clave consiste en analizar con cuidado y tomar las cosas con calma. Si el objetivo es crear un plan estratégico de marketing digital para tu compañía, el acercamiento debe ser lento y cuidadoso.

El dinero es importante y no deben desperdiciarse los recursos en esquemas de mercadotecnia ineficientes.

Debe evitarse ante todo una actitud equivalente a cruzar los dedos y arrojarse al vacío con la esperanza de que los resultados resulten favorables.

Aquí una lista de recomendaciones:

  • Atacar un objetivo a la vez
  • Tomarse todo el tiempo necesario para conocer a tu base de clientes
  • Mantener la paciencia
  • Ser exageradamente cuidadoso a la hora de elegir con quien se desea trabajar

¿Cómo medir los resultados?

Una de las grandes ventajas del marketing digital consiste precisamente en este aspecto, todas sus acciones pueden medirse.

La forma de hacer esto es con el uso de un software especializado en analítica como Google Analytics, el cual te proporciona los indicadores de desempeño clave (en la jerga de mercadotecnia digital, Key Performance Indicators o KPI).

Este tipo de indicadores proporcionarán un panorama amplio de qué tan efectiva ha sido tu estrategia de marketing digital.

Por ejemplo, un KPI importante para cada publicación sería el índice de ‘rebote’.

Esta proporción de rebote se refiere a cuánta gente abandona tu sitio web después de visualizar únicamente una página.

Este índice resulta muy interesante, ya que los usuarios tienden a realizar más clics cuando algún contenido les llama fuertemente la atención.

Retorno de inversión (ROI) en el marketing digital

La implementación de esta métrica arrojará el valor o beneficio económico que genera cada una de las acciones de marketing implementadas.

Contribuye a fijar cada meta con precisión y tomar decisiones basadas en estos resultados. La fórmula para calcular esto resulta muy sencilla.

El primer paso consiste en determinar los indicadores.

En este caso, pongamos por ejemplo que una empresa u organización decidió dentro de sus estrategias de marketing, el invertir en un blog con el objetivo de generar contactos de calidad para que el equipo de marketing y ventas los encamine hacia una compra.

En este caso, los indicadores o parámetros que se emplearán para definir el retorno de inversión serán todas las vistas, comentarios, compartidos y clics en los call to action, principalmente.

Tras determinar los indicadores, la fórmula resulta sumamente sencilla:

ROI = (Beneficio – inversión) / inversión

La inversión es el desembolso económico que se hizo para producir el blog, mantenerlo y actualizarlo.

Beneficio

En este ejemplo, supongamos que el ingreso promedio por cada lead generado (ahora ya lo denominaremos cliente) fue de $1,000.00 pesos y a través del blog, se generaron 50 clientes. Esto nos arroja un beneficio de $50,000.00 pesos.
Inversión

Para efectos de este ejemplo, digamos que la inversión en el blog fue de $2,000.00 pesos.

Con estos datos se puede determinar el retorno de inversión. Al restar la inversión, el beneficio (50,000 – 2,000 = 48,000) y dividir por esta última variable (48,000 / 2000), el resultado es de 24%.

Ya que el resultado fue positivo, la estrategia se considera rentable. En caso de que el resultado fuera negativo, la acción a tomar será planear una nueva estrategia o enfocarse en las que estén arrojando mejores resultados.

Este acto de medición debe realizarse continuamente.

Las opciones de marketing digital son múltiples, por lo que para elaborar una exitosa estrategia se debe considerar que cada negocio es único y la mezcla de marketing digital para atenderlo resulta única también.

Así como hay negocios bien posicionados en Linkedin, otros pueden apostar por Facebook o Twitter, o en algunos casos todos a la vez.

Atención a las tendencias

Una vez que se determina un plan, hay que permanecer atento a las tendencias sin dejarse arrastrar por ellas.

Hay que realizar las investigaciones necesarias y apegarse a una estrategia, ya que las tendencias pueden ser tan intempestivas como fugaces. Es recomendable reevaluar la estrategia cada seis meses.

En conclusión, el proceso para planear una exitosa campaña de marketing digital consiste en familiarizarse con los distintos términos y herramientas disponibles para ajustarlos hacia un resultado positivo.

A diferencia de la mercadotecnia tradicional, en el campo digital los resultados son medibles y el costo de la inversión resulta considerablemente menor.

Archivo

¡Suscríbete a nuestros contenidos!

* campos requeridos
Seleccione los campos que se mostrarán. Otros estarán ocultos. Arrastre y suelte para reorganizar el orden.
  • Imagen
  • SKU
  • Clasificación
  • Precio
  • Stock
  • Disponibilidad
  • Añadir a la cesta
  • Descripción
  • Contenido
  • Peso
  • Dimensiones
  • Color
  • Información Adicional
  • Atributos
  • Campos Personalizados
Comparar
Lista de Deseos 0